El paso del tiempo es inevitable y con él es habitual que se estropeen las fachadas de los edificios. No obstante, dada la experiencia en limpieza de fachadas en Tenerife, sabemos que lo que puede parecer un gran deterioro es en realidad simple suciedad. Por ello, vamos a detallar los aspectos clave a tener en cuenta para devolver a las fachadas su mejor aspecto.

Es muy común que las partículas de polvo, la contaminación y otros agentes atmosféricos (el viento, la lluvia, las tormentas, las altas temperaturas...) ensucien los edificios, pero la buena noticia es que con una limpieza en profundidad quedará reluciente y quedará prácticamente como nueva. Así, es importante realizar una limpieza de fachadas en Tenerife en profundidad cada cierto tiempo, sobre todo en edificios de núcleos urbanos.

Además de la suciedad que se produce por el paso del tiempo, hay que tener en cuenta el factor humano en el deterioro de las fachadas. Los actos de vandalismo o graffitis y las manchas de orina, como las deposiciones de mascotas, son también causas muy corrientes en el desgaste de una fachada.

Existen diferentes métodos para la higiene de fachadas. La limpieza puede ser natural, mecánica y/o química. La forma más económica suele ser con mangueras de agua a presión, pero solo es efectiva si la suciedad todavía no se ha adherido en profundidad a la fachada. Por otra parte, la limpieza criogénica es aquella que se realiza con vapor de hielo seco, de forma ecológica y sin estropear la superficie de la construcción. También se hacen limpiezas con proyección de silicato de aluminio, que se puede aplicar en piedra, hormigón, madera, etc.

En función del tipo de suciedad en el edificio y sus características (antigüedad, altura, materiales,...) será conveniente realizar un tipo de limpieza u otra. Consulta sin compromiso en Pértiga eXtrema las posibilidades de rehabilitación de tu edificio.